viernes, 21 de enero de 2011

Sin sentido...

Otro día que amanece


y van miles

la eterna espera de la ausencia

se hace patria

en mi centro.



Cuál fue el día en que quisiste

dejar de estar

                     sin haberte ido

no recuerdo un pacto

u olvido,

estás

          y no estás

                          a un mismo tiempo.



A qué hueco tan profundo has huido

intento un rescate

                          fracaso sin sentido.



Mi ojos te ven,

                     mi corazón no te siente.

Ya no importa si estás.


Sólo espero

                   que me llames

                   que me lleves contigo.

3 comentarios:

Teyalmendras dijo...

Hay veces que un sin sentido puede aclarar muchas cosas, gracias por este ratito que me ha hecho pensar tu texto...
Saludos :)

Guille dijo...

Hola Rosa, que bello texto, la ausencia me deja un poco de tristeza pero la esperanza final me consuela.
Un beso.

Rosa dijo...

Hola amigos! La espera terminó; mi padre, el hombre que me enseñó a mirar con los ojos del alma, dejó este mundo el viernes a la noche... pero desde ese día, nada ha cambiado,él está en mí.