jueves, 25 de noviembre de 2010

Sueño

Descansaré, pues has venido a mi encuentro
a protegerme de mis congojas
a entibiar los retoños de mi melancolía.
Te entregaré mi magín
para que me guíes hacia dulces sueños
y perdiéndome en tu regazo
logre divagar en la mansitud de tu exilio.
Despiertas mis sentidos
que  laten al máximo cuando apareces
 y sintiendo despojarme  el cuerpo
me entrego a  tu mandato
para recobrar las fuerzas
que luego,  me permitirán vivir.

3 comentarios:

Rafa Vázquez dijo...

Hola Rosa, bienvenida al Atrio de los Gentiles, gracias por tu visita, y esperamos que te puedas sentir allí como en casa. Enhorabuena por tu blog.

Rosa dijo...

GRacias por la cordial bienvenida Rafa! Saludos!

acróbata dijo...

Y pensar que nos pasamos un tercio de nuestra vida en ese tan desconocido mundo del sueño, donde todo es posible y nuestros pies no permanecen amarrados al suelo.....

Saludos y que descanses....