domingo, 3 de diciembre de 2017

Es tarde


aún no se disipan los vestigios

de la noche en mis ojos

la oscuridad me rodea

el cuerpo late en el vacío



pasos que huyen entre penumbras

una silla de más

en el perchero algún abrigo

y estas ganas que  atolondran  los ojos



una sombra  que se extiende

mientras anochece un día cualquiera

extrañas siluetas transitan

mientras ya no estás.
                         


                    R.R.

No hay comentarios: