miércoles, 30 de marzo de 2016

POEMA V

beberé a sorbos 
la noche entre mis manos

y la melancolía de los lunes
será naufragio entre las hojas mustias 
que me rozan
¿Dónde habrán dormido su sueño
 las calas y su blancura?

me siento extraña en esta lejanía
y lo cotidiano se vuelve circunstancia
que la inspiración denota


está llegando la tormenta
en esta noche muda
la guerra, el olvido 
y la muerte de los carnavales 
conjuran
al borde de mi ser

pienso en las sonrisas 
acumuladas como parábolas peregrinas
y sólo el viento salvaje 
me salvará de llorar la noche
mientras la bebo entera
como a un mar.
                        R.R.