miércoles, 22 de junio de 2016

Amanece

Me gusta ver la belleza
que cada día despierta
nacer la naturaleza
con su hermosura tan cierta.

Cuando el sol se va apagando
y la espera es dulce muerte
un cielo negro anunciando
luminosidad creciente.

Pero con dulce armonía 
el alba en su gran magnitud
despabilando los pájaros
conmociona la quietud.
                                                 
Alucinantes fulgores
sarcófago de la noche
donde el perfume de flores
brinda aromas en derroche.

Entonces también renazco
sapiente de tus sentires
a buscarte pronto parto
tentando los devenires.

La vida noción de espera
parsimoniosa templanza
búsqueda de la manera
de alimentar la esperanza.
                                           R.R.