martes, 5 de abril de 2016

Poema VI

Gritos claman la sed
mientras miras llover los tejados 

Encriptados y autómatas
rencores viejos que asoman
mientras continúa esa lluvia que lava

Lava roja incandescente
desde el centro
¿Será consuelo suficiente el ver
qué desprende el espejo ?

De nuevo la ventana, la lluvia
y el centro abierto

la sed no cesa y se refugia en los susurros
grafismos orales que la noche desprende
para acunarme

 Soñaré hasta saciarme.

                                       R.R.