viernes, 31 de julio de 2015

Azul

Harapos caen

y en las penumbras

tus alturas dilapidan
                                   uno a uno

                     mis Semidioses.

En cada paso,

un poco más lejana,
                   desvarío.

Y soy mística.

Y soy

          señales que parten

          para soñar

          en la mudez insondable

          de este cuerpo
                      que ya no duerme.

Sólo bebe de néctares

en pétalos rústicos

                 mientras recuerda


                 tus marítimos ojos.
                                            
                                                      R.R.