domingo, 28 de julio de 2013

Vuelo




ya estuve en estos cielos
amarrada de las plumas
entre inusitadas nubes
precipitándome
soñando el crepúsculo
                                  - de tu piel -
al sur de este río
y justo enfrente de mi sol
gorjeando orientes y occidentes
como giros de ruleta
                                  en el aire
                                  en la tierra
                                  en el agua de tus ganas
                                  en la lumbre de mi centro

y aquí estoy, aún
                                - dando vueltas –
pretendiendo
no caer entre tus uñas
                                   que me acunan

                                    despejadas.
                                                              R.R.

3 comentarios:

Carlos V. dijo...

Gran poema, Rosa.
Sin duda el amor, y sus derivados, nos incita a tan grandes manifestaciones.
Un abrazo.

Rosa dijo...

Hola Carlos! Bienvenido! sí, el amor, siempre el amor, va dejando sus huellas por todos lados, hasta por este humilde espacio! Pétalos para ti!

Rosa B.G. dijo...

Hola, soy nueva seguidora, te invito a visitar también mi blog.
El amor es el eterno tema de la poesía, el más volátil y frágil. Me ha gustado mucho tu poesía.

Un abrazo
Rosa.