sábado, 4 de mayo de 2013

eclipse


Perder la mente
en la espesura de tus ojos
eclipse en disyuntiva.
Subir o bajar
dejarse ir
en lo manso de tu aliento.
Estirarse acompasada
con la sombra de mi sombra
crear montañas
con las manos repletas de agua.
Ser lluvia amontonada
tan sólo un charco
epicentro en una gota
Ser esa gota.
quietud concéntrica
de externos movimientos
en este mundo que ya no se hamaca.

Percibir, nada más

y entonces

dormir con la intuición abierta
y que un bostezo
exhale oscuros tiznes.

Poder brillar
                      y ser sol.


3 comentarios:

Jorge Curinao dijo...

A veces, una ventana puede ser el mundo.

Rosa dijo...

a veces... ¡es!

Adivinanzas de alimentos dijo...

Mientras te leo escucho tu música, me hace reflexionar, meditar, todo se vuelve mágico.