lunes, 5 de marzo de 2012

Manos y abismos


Estreno estas manos
envueltas de abismos
y el espacio derramado
entre tu piel y mis ganas
                                            se esfuma
mientras tengo en la frente alondras,
rústicos ópalos en el costado
y un millar de fragmentos
incrustados en ese espejo
donde contemplo mi imagen
descosida del entorno.

Crisantemos divagantes
                                            se deshojan
forman minúsculos hitos
en la propia tierra otoñada.

Imperceptible
la brisa que  se despeña,
suspira una silueta
recortada  en  esta hoja
garabateada de nada
                                        y de todo.

Mariposas amarillas
                              buscan algo
y el espejo impasible
sigue descosiendo del entorno
                                                     mi imagen.

                            

2 comentarios:

Fernando Rubio Pérez dijo...

Magnífico, Rosa, muy bonito, de verdad. Un abrazo.

Rosa dijo...

Gracias Fernando! Saludos a ti y me alegra que te guste!