jueves, 3 de noviembre de 2011

Amanece


Me gusta ver la belleza
que cada día despierta
nacer la naturaleza
con su hermosura tan cierta.

Cuando el sol se va apagando
y la espera es dulce muerte
un cielo negro anunciando
luminosidad creciente.

Pero con dulce ánimo
el alba en su gran magnitud
despabila los pájaros
conmocionando la quietud.

Alucinantes fulgores
sarcófago de la noche
donde el perfume de flores
brinda aromas en derroche.

Entonces también renazco
sapiente de tus sentires
a buscarte pronto parto
tentando los devenires.

La vida, noción de espera
parsimoniosa templanza
búsqueda de la manera
de alimentar la esperanza.

7 comentarios:

Teyalmendras dijo...

Pocas cosas te me hacen sentir tan vivo como un amanecer...Observar el ciclo solar nos sitúa en el universo, en el mundo... nos rescata de las prisas y de nuestro ensimismamiento estéril.

Una pasada tu poema.


Saludos almendrados ;)

El Hada de los Cuentos dijo...

Unps bonityos versos para disfrutarlos al atardecer con una taza de café en la mesita, como me encuentro yo ahora mismo. Gracias por este momento tan especial. Un abrazo

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

guau!!!!!!!!!! precioso! rosa...
gracias!!!!
un abrazo
lidia-la escriba

Rosa dijo...

El renacer de cada día nos hace renacer Teyalmendras! Gracias por pasar!

Rosa dijo...

Gracias Hada y me gusta la idea de saborear un rico cafecito al altardecer... me convidas?

Rosa dijo...

Gracias Lidia! Bienvenida y otro abrazo para ti!

Mª Carmen dijo...

Un placer pasar por tu blog, bonito poema.Te sigo.Saludos.