sábado, 16 de abril de 2011

De eso no se habla

De la angustia reticente
en la cara de la gente,
encubriendo el amargo vacío existente.


Del mutismo inconstante
yendo siempre hacia adelante
ocultándose en la misma mirada errante.


De los niños mendigos
que salieron de un ombligo
que hoy en día los deja sin abrigo.


De las madres en la plaza
que nos defienden de esa raza
de criaturas malévolas que aún amenaza.


De la ambición y el poder
del sexo por placer
y de todos los que nos quieren joder.


De modelos incongruentes
de políticos deficientes
que nadie comprende pero siguen existentes.


De mezquitas vacilantes
de personas arrogantes
y amos de posturas extravagantes.


De las grandes empresas
de intereses y bajezas
dilapidando sin piedad nuestra Madre Naturaleza.


De este libro que es la vida
de tantas idas y venidas,
y de continuar perdurando mordida a mordida.


4 comentarios:

Teyalmendras dijo...

Un texto muy acertado, tantas cosas se silencian... mirar para otro lado no hara que desaparezcan los problemas, solo seran solucionados tomandolos por los cuernos.
Saludos ;)

Rosa dijo...

HACERNOS CARGO
Sí amigo! Es la única manera de salir del problema. Gracias por tus comentarios, me alegra verte siempre husmeando por aquí! Jeje!
Besotes!

Enrique Martinez dijo...

de tantas cosas no se habla, que el ser humano esconde sin ningún tipo de verguenza, todo lo que deja pasar sin mover un solo dedo, o por lo menos de expresarlo...excelente Rosa, hay que acostumbrarse ha hablar, en decir ya sea en palabra, en voz o en fotos....sin miedos...

Rosa dijo...

Gracias Enrique por no callar! Saludos!