viernes, 7 de enero de 2011

Dedicado a mi Padre

42 años, 5 meses, 8 días y 5 horas desde que me recibió en sus brazos y nunca me dejó.
Hoy, soy yo quien no se aparta de él, aunque la vida trate a cada momento de arrebatármelo de mis brazos.
Si se pudiera... quisiera poder cambiar mi cuerpo por el suyo, para que no padezca estos malditos a.c.v.
Ya van tres... y aún resiste.

                                                            
                                  

                      Tu mano derecha

La que antes era fuerte y precisa
y hacía de un papel
barriletes de muchos colores,
escribía bellas palabras de amor
y construía laberintos de follajes,
dibujaba sonrisas de flores
y amaneceres en el campo.

La que me adormecía
descubriendo estrellas nuevas,
tal vez, un día me acunó
y me tomó muy fuerte
frente a algún peligro.

Me dio mariposas
para poder mirar las mañanas,
me brindó su calor
cuando buscaba abrigo
o juntó mis lágrimas
y las transformó en río.

La que antes era fuerte y precisa
hoy, atada al veneno
desfallece en la amargura
de un intento persistente,
mientras con los ojos me convences
         de que aún sigue aquí.


6 comentarios:

Flamingo dijo...

Quédate a su lado en todo momento amiga mía, cógele la mano, dile cosas dulces, acaríciale el rostro, ya hace dos años que perdía al mío y es lo que más se me ha pegado al recuerdo.

Seguro que tú lo has hecho ya un millón de veces, los hombres para eso somos más bruscos, pero dos días antes de que el pobre se fuera yo le dije por primera vez en mi vida adulta que le quería, son cosas que entre padre e hijo no se suelen vocalizar aunque, lógicamente, el sentimiento de amor siempre haya sido inmutable.

Cuando se lo dije él sonrió y un poquito después, a pesar de que rabiaba de dolor, le vi una lagrima, esas son las cosas que te van a quedar de él, amiga mía.

Te deseo fuerza para superar este duro trance, te lo deseo de corazón, no te conozco de nada, pero sé lo que sientes.

Guille Silva dijo...

Hola Rosa, es una entrada hermosa y conmovedora. Espero que Dios le de fuerzas para salir adelante.
Un abrazo.

Rosa dijo...

Gracias Amigos por sus palabras de apoyo, mi padre ahora está un poco mejor aunque sigue estando mal. Sigo a su lado. Besos y muchisimas gracias por esas fuerzas que envían que me hacen falta y me hacen mucho bien!!

Carlos V. dijo...

Fuerza Rosa!
Ten fe y todo saldrá bien :D
Recibe un gran abrazo desde México.

anahí martínez lópez dijo...

Mucho ánimo con la etapa dura que estás viviendo.
Te mando un abrazo.

Muy buenos tus poemas Ya me voy a parar a leerlos todos.

besos

Rosa dijo...

Gracias Amigos por estas palabras de apoyo! Valoro mucho este acompañamiento!
y... Anónimo: tu mano firme me da fuerzas y esperanzas!