miércoles, 21 de diciembre de 2011

De mi calle I



Impar me vuelvo
cada vez
que mi cuerpo despeña

Y es lo mismo
percibir en círculos la vida
medir en nones los días

¿En qué afecta
           alguna hora de más?


Raro artilugio
colmado de ansias desmedidas
rueda hasta el filo
                                 hasta caer

no hay claros ni oscuros
en las calles
pero el aire sigue siendo el mismo
salvo por esos naranjos
que empujan mi nariz


baldosas rotas
calles mojadas
bolsillos llenos de agua
que se escurre entre el tejido del alma

¿Qué más da? Si estoy aquí
si aún sigo aquí
a pesar de las horas y de la lluvia.

domingo, 4 de diciembre de 2011



Ahí va el silencio
como huella blanca
al lado del río
marcando riveras
               extenso, se pierde
               borrador del paso
               que la ola quita

Se va en silencio
se va y se pierde
con los tonos malva
en la esfera verde

Los biguás ya parten
hacia los ramajes
la isla los espera
al caer la tarde

Ahí va en silencio
se va con el río
se va despacito
en busca de abrigo.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

V


Otra vez
las olas  me  trasladan

el vaivén me  hamaca 
                             hasta  tu cama
el olor  salado
                             hasta tus besos
el sonido errante
                             hasta tu palabra.


Eres el mar entero
con sus riberas y sus honduras.



Y yo
pies descalzos
                                   
                                                  intento.

         (de Poemas de más allá del mar)



martes, 8 de noviembre de 2011

El Amor


Extraordinario te presentas un día cualquiera como si fueses maravilla poseída de dulces encantos ostentando la felicidad, la verdad.
    Cambias el rumbo de un río en quietud y a la vez lo vuelves torrentoso, caudaloso y enrarecido de burbujas que sacuden a quienes pueden sentirte.
    Elevas las miradas perdidas y las centras en busca de su igual; entonces, semejan ángeles que fluyen en un oasis de estrellas que titilan en el azul, iluminando la noche de la vida.
    Estremeces los sentidos provocando la máxima expresión que fluye descontrolada e impetuosa como risa del alma.
    ¡Quien pudiera vivir eternamente bajo tu influjo!
    Y la vida, deja de ser sinónimo de soledad para transformarse en momentos compartidos en plenitud y entrega.
    Y las palabras, suenan a dulce melodía que extasía al ser efímero y lo transforma hacia actitudes duraderas proyectadas hacia lo eterno.
    Pero lo eterno…, lo eterno no nos pertenece.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Amanece


Me gusta ver la belleza
que cada día despierta
nacer la naturaleza
con su hermosura tan cierta.

Cuando el sol se va apagando
y la espera es dulce muerte
un cielo negro anunciando
luminosidad creciente.

Pero con dulce ánimo
el alba en su gran magnitud
despabila los pájaros
conmocionando la quietud.

Alucinantes fulgores
sarcófago de la noche
donde el perfume de flores
brinda aromas en derroche.

Entonces también renazco
sapiente de tus sentires
a buscarte pronto parto
tentando los devenires.

La vida, noción de espera
parsimoniosa templanza
búsqueda de la manera
de alimentar la esperanza.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Corazón en la arena


Con un pequeño trozo de rama cortada
dibujé un corazón en la arena,
pude ver como en ella se enterraba
desgarrando la imagen que se anhela.

Pequeño símbolo que trasluce
la sensación que inunda mi alma,
me detuve pequeños instantes
fijando en él mi errante mirada.

Observé dentro de su espacio
nuestros labios fundirse en pasión
y un bello camino aparecía
que emprendíamos con emoción.

Mi alma volaba en ensueños
las imágenes brotaban del interior
la tarde desaparecía en el río
persistía la silueta de nosotros dos.

De pronto un ruido me despierta
de tan poderosa abstracción
y las olas como alud de los cielos
derribaron mi sutil corazón.

sábado, 20 de agosto de 2011

Detenerse


Detenerse
y no seguir como la rueda,
girando sin sentido certero.
Un sendero, un trecho
de serpenteo constante al borde del abismo,
un silencio inmutable,
un instante que nos traslada hacia el interior…
Preguntas…

Detenerse
Y poder comprender
el espacio en que yace la penumbra,
media luz de faro
que tiende al final pero que resurge,
semejante a cenizas
que se tornan ave.
Realidades…

Detenerse
y elegir el rumbo
sin ahogarse en sangre.
Desandar los huertos
cavilar los signos,
estar poseído de un manto
plateado, tal como luciérnaga.
Existencias…

miércoles, 17 de agosto de 2011

Rosa


Como una gota de rocío
que deja la noche
Así llegaste…
Al despertar, con la primera luz
te sentí…
Acariciabas mis pétalos
rojos, aterciopelados,
y hacías desprender de mi, 
el perfume de la mañana.
Recorriste mi tallo
sigzagueante, con cautela
esquivando mis espinas…
                         ¡Parecías querer morir en mis raíces!
Pero el viento
                     hechicero,
te arrancó.
Y sin poder decirnos un adiós,
   te separó de mí.


lunes, 15 de agosto de 2011

De colores


Despertará el ocaso un día la aurora
o abrirá el sol con su alborada
como si fuesen ventanas
de par en par las miradas
que despierten moribundas
en busca de luz sagrada

Un día el ocre renacerá
como aves en gran delirio
o el cielo  póstumo se abrirá
mostrando solo espejismos
de pájaros que revolotean
en busca de nidos tibios

Un día la muerte será sueño
que nos traslada hacia la vida
en grandes campos de ensueño
serán ramales de néctar
que recorran los apeaderos
como sangre por las venas

Y despertarán las esperanzas
no habrá velos en la noche
y esa luz como alabanza
vendrá a envolver los magines
con sus alas de colores
para que al fin resuciten

Día y noche, gran dualidad
como sueño y despertar
desafiantes a la realidad
ese día serán la misma brasa
que en el fuego de Morfeo
 develarán todas las farsas.








martes, 2 de agosto de 2011

Soneto del Paraná - II


Allá en la barranca, quizás destino,
un río en su cauce cordial, atento
despeja de dudas y de lamentos
con verdes ondas que abren caminos.

Cuchillas, lomas y un peregrino
habita los campos, es su sustento
grita un sapucay prodigioso y lento
costumbre ancestral del pueblo genuino.

La luna pasea entre remolinos
un ave en vuelo corta el nacarino
y envuelve sutil este firmamento

poblado de estrellas que arrulla el viento
y acerca aromas, que son su talento
cardos, aromos, azahares y lino.

lunes, 1 de agosto de 2011

Algún camino


Recorro algún camino.
Me acompañan las aves
planeando la mirada
entre los pastizales
que acunan la tierra,
y esas líneas que marcan
promisorios sembradíos.
A lo lejos una blanca casita,
alerta entre campos dorados
aquí, una espada de asfalto
corta la tierra soñada.
El cielo se extiende,
incansable
y colma el tiempo de promesas.
Puedo latir la tierra dentro del alma 
y sólo soy  
un ínfimo detalle del paisaje. 

martes, 19 de julio de 2011

Sensaciones

Transito
estas calles mundanas
apenas pobladas de nada
sin dejar descubrir aún
el precioso espacio
donde guardo el cansancio.

Busco…
el sitio añorado
en un mundo que atormenta
y se siente tan lejano
merodeando las épocas
que signan una vida sin valor.

Siento…
 la conciencia que se pierde por momentos
ojos, que lloran cristales
torrentes que corren sin motivo
el interior que pregona a gritos
sonetos de místicos amaneceres.

Vivo…
sonoros cánticos de alados matutinos
el chasquido de hojas hamacándose al viento
espumosas olas coronándose en el ocre
la herrumbre quietud de un sol moribundo
y la claridad esférica que renace a la noche.


sábado, 16 de julio de 2011

Angelical

Una blanca pluma
viene cayendo del cielo,
 detengo la vida
por unos instantes
tan sólo intentando
sus rítmicos movimientos
poder disfrutar.
Mágico vuelo,
de coreográfica danza
giros ondulantes
despiertan la ilusión.
La mente se evade
entre tanta energía
la música suave
surge alrededor.
Siluetas de ángel
transitan su viaje
acompañándola
hasta el suelo tocar,
Y porque mágica
No alcanza la tierra
como soplido despega
para el cielo
nuevamente retomar. 


miércoles, 13 de julio de 2011

Aprendizaje

Si amándote como te amo,
no logré que sintieras
el perfume de los amaneceres,
ni la melodía ejecutada por la brisa
al rozar nuestra piel,
o el néctar que desprenden
las flores mansas que aún no nacen…

Si no logré de tus labios
de marzo, el tibio calor
ni el oro efímero de los sauces
ni del sol, la muerte llorar en su caída…
entonces,

aprenderé a no amarte.      
    
Si esquivo partes, de mis palabras suaves
y es un tormento el sueño del amor sublime,
si se te hace un nudo el cielo
y no supe paliar de tu dolor el quebranto…
entonces,

aprenderé a no amarte.


sábado, 7 de mayo de 2011

HAIKU

Manto de color
El capullo sangrante
Misterio y verdad

La vida brota
Mágicos movimientos
Resucitando

Surcando el cielo
Vacía toda esencia
Alma despierta

martes, 3 de mayo de 2011

HAIKU

Surcos dorados.
Los suspiros eternos.
Manchas de tinta.


Hojas crujientes.
Pesadumbre en la tarde.
Desencantados.


Majestuosa ave.
Silencios sin misterios.
Emergen soles.

"Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento." 

domingo, 1 de mayo de 2011

HAIKU

Blanca soledad
Es fulgor del ocaso
Pequeño mundo



                                                 Sol esperando
                                          Con estrellas fugaces
                                          Suspiro pleno



Deja soledad
Amanece la vida
Risa del alma



El haiku (俳句?), derivado del haikai, consiste en un poema breve de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente. Es una de las formas de poesía tradicional japonesa más extendidas. Su temática está relacionada con la naturaleza.

*Definición tomada de Wikipedia.

sábado, 16 de abril de 2011

De eso no se habla

De la angustia reticente
en la cara de la gente,
encubriendo el amargo vacío existente.


Del mutismo inconstante
yendo siempre hacia adelante
ocultándose en la misma mirada errante.


De los niños mendigos
que salieron de un ombligo
que hoy en día los deja sin abrigo.


De las madres en la plaza
que nos defienden de esa raza
de criaturas malévolas que aún amenaza.


De la ambición y el poder
del sexo por placer
y de todos los que nos quieren joder.


De modelos incongruentes
de políticos deficientes
que nadie comprende pero siguen existentes.


De mezquitas vacilantes
de personas arrogantes
y amos de posturas extravagantes.


De las grandes empresas
de intereses y bajezas
dilapidando sin piedad nuestra Madre Naturaleza.


De este libro que es la vida
de tantas idas y venidas,
y de continuar perdurando mordida a mordida.


jueves, 10 de marzo de 2011

Los eucaliptus

Voces a lo lejos

avizoran civilizaciones

que se resisten

a este silencio en capullo

donde persisto

entre el susurro de eucaliptos

el bullicio de chicharras quejosas

y el crujir de hojas

por algún perro que se acerca

                                  hasta mí

sin darse cuenta

                            que no estoy


que me fui a soñar con la brisa

recorriendo cada una de esas ramas

que se hamacan en lo alto

 
que me fui hasta el río

a ese río que me eclipsa

entre sus aguas y tus ojos.

 
Cada vez

                            más lejos

y este perro sigue dando vueltas

                            a mi lado

quizás

por alguna migaja que no tengo

o tan sólo por querer

retornar a aquella civilización

que se resiste.

viernes, 4 de marzo de 2011

Pobre vida

La vida se le hacía cada vez más difícil. Las bocas hambrientas de sus hijos y la imposibilidad de conseguir un ingreso como para paliar los duros momentos de marginalidad, lo empujaron al deseo incontenible de poderles brindar lo mínimo y necesario para vivir.
Calles angostas en el poblado que sobrevivía en la diversidad de colores existentes en los muros de las casitas.
Los pensamientos positivos hacían que no sintiera el sufrir. Quería hacer realidad el sueño americano.
La angustia de su madre no logró que desistiera de emprender aquellos áridos senderos. Comenzó en el pequeño poblado para luego atravesar tres fronteras y un sin fin de obstáculos que ya conocía; pero el deseo de emigrar superaba los endemoniados caminos.
 Cuando el hambre aprisiona las entrañas, cuando la mente se turba por tanta escasez, cuando el llanto de sus hijos pregona por pan; es entonces cuando siente que una fuerza lo empuja y quiere volar en busca de un destino mejor. Lo esperan los campos minados, vastas extensiones de tierra rodeadas por púas, miras telescópicas y eternos camposantos sin cruces.
Lo despojan de las pertenencias y siente la humillación en la piel. Decepción transformada en lágrimas que corren por las mejillas, pues el deseo de llegar se torna un imposible.
Es un indocumentado y al carecer de reales, sólo los pies podrán salvarlo de ese torbellino fogoso que persigue a su alma.
... Y recuerda a su madre, y corre.
... Y recuerda a sus hijos, y corre.
En esos momentos se apodera de él una enorme sensación de libertad próxima, un ímpetu desmesurado que su corazón no comprende, una bala certera que le alcanza los pasos y su cuerpo, desangrándose, se trepa desafiante al tren de la muerte.





lunes, 28 de febrero de 2011

Dime luna

Quién te da esa luz para ser tan bella

Acaso un amor en ti se refleja

O es la transparencia de suma blancura

La que por las noches alumbra tu esencia



Dime luna hermosa quién te desvela

Y si es que por ello eres centinela

O acaso imaginas que en esta tierra

Hay algo deseado que impetuosa buscas

Alumbrando patios y calles desiertas



Dime luna buena, tienes un secreto

Que tus ojos mansos cubren con el viento

Y en las penumbras juegas a las sombras

Descubriendo besos de amores de ensueño



Dime dónde estabas la noche aquella

En que el cielo entero parecía una fiesta

Rayos y fulgores a diestra y siniestra

Y tú escondida entre nubes gruesas…



Quizás llorabas lágrimas de perla

Y escondías tu rostro de frágil vidriera

Ahogando en mutismo tu enorme pena

O cubrías tu faz con telas nubladas

De este gran desierto que te tiene presa



Quiero que me cuentes esa gran historia

La mística llama que por dentro llevas

La musa que incita a excelsos poetas

El rayo que abre caminos y sendas





jueves, 24 de febrero de 2011

Rescate

Mi cuerpo, débil figura

corroída por el tiempo

y las pasiones no merecidas,

encuentra tu cuerpo

libre y sin miedos

que abre puertas desconocidas.



Tus manos, hojas de otoño

que caen desde el cielo

y erizan mi piel.

Tus besos, granates encendidos

que me devoran

y crean soles de miel.



Surcas mis espacios,

escalas montañas,

exploras lugares

jamás visitados.



Tu aliento recorre

mi cuerpo extasiado,

tu sombra me envuelve

y de los infiernos me rescata.



Eres el ángel sin alas

que me descubre en lo oculto,

tomas con fuerzas mis manos

y me jalas hacia la luz.