martes, 27 de julio de 2010

Perpetuidad


                     Y ahí estás,
de estrellas, entreverada,
     rogándole a la noche
     que devele su secreto

y te vuelves aves que te cruzan
y te tornas dócil añoranza

entre los enigmas de este lapso
donde padecemos la manía
                                            de mirarte
la osadía de juzgarnos
                                ser parte de tu luz.

hipogrifos surcan el añil 
que se descuella en lo perpetuo

como si no supiéramos
     que ninguna vez concluimos
     que eternamente iniciamos

esta vida y muerte

que cíclicamente nos eleva los ojos.

No hay comentarios: