sábado, 1 de mayo de 2010

Palabras previas al viaje

Fui ganas desesperantes de un no poder ser.
Acaso, había que padecer la angustia de años de intentos, en los que dos cuerpos y dos almas luchaban por merecer el deseo insustituíble de ser padre y madre.
Llena de suturas, hormonas y experimentos, logré emerger de ese mundo de ensueños que me apresaba.
Comencé a formar un cuerpo, en el que latido a latido, se gestaban nuevas formas con ansias de nacer.
Así, con un llanto inagotable en un frío amanecer, abrí los ojos y llegué a puerto en tierra firme.
Junté experiencias, como ir atravesando un campo tentador, repleto de flores; donde los perfumes me engrandecían y a la vez me daban fuerzas.
A mi paso, pude ver crecer los limoneros más perfectos con grandes frutos lustrosos.
 Pude contar estrellas hasta el infinito y paladear los dulces más simples, que por su simpleza se tornaban pródigos.
Entre mariposas y uvas maduras, escuché historias maravillosas que me invitaban a ingresar a ese otro mundo del que nunca quise escapar.
Hubo tormentas que balancearon mis cimientos haciendo temblar mis paredes y hasta derribar algunos techos. Tuve que fabricarlos nuevamente; pero esta acción me permitió construírlos más robustos en amor.
Un día, me sorprendió la vida gestando nuevas vidas; pulsando muy adentrohermosas melodías de sollozos suaves, gateos y pequeños pasos.
Vidas plenas generan plena vida: dando energías para enfrentar esos aires que pululan por el mundo y buscan aturdirnos.
Me atrapó la noche, nuevamente contando estrellas, pero esta vez estaba sola; aunque escoltada por un séquito de duendes que despabilaban mis sentimientos.
Las mortajas rondaban entre las sombras del jardín, pretenciosas. No pudieron embaucarme. Al menos aún no.

Fui ganas desesperantes de un no poder ser...
                                                           
Hoy...

              Una                  divagando                letras.
                        historia                       entre

3 comentarios:

Alejandro Cabrol dijo...

Ro: bienvenida al bloggerworld; un pedazo de la novela insinuada en "La mesa", para empezar/arrancar acá. Muy bien! Suerte.

Dama Negra dijo...

eres magnifica Rosa,te dejo mis petons y mi admiración para una poetisa tan sublime como tu! muasss cielo nos vemos

Rosa dijo...

Gracias amigos!!! Siempre estan presentes y eso lo agraedzco un montonazo!!!
Besos Dama Negra!!! besos Ale!!!